3 razones por las que su gastritis no mejora

Siempre que estamos ante un cuadro clínico, un grupo de síntomas o signos clínicos que persisten a pesar de un tratamiento inicial, como médicos nos debemos hacer varias preguntas:

  1. ¿El diagnóstico es adecuado?
  2. Si el diagnóstico no es correcto se debe pensar en otras alternativas diferentes a la gastritis.
  3. En caso de que el diagnóstico sea correcto, ¿se ha hecho un tratamiento adecuado? En este punto, cuando hablo de un tratamiento adecuado me refiero a aquel tendiente a eliminar la causa y no solamente controlar los síntomas. En lo que se refiere a gastritis hay mucho que hablar sobre este punto.
  4. ¿El paciente es adherente al tratamiento propuesto? Al respecto hay que diferenciar dos cosas diferentes. Una es que el tratamiento planteado por el médico sea adecuado desde el punto de vista etiológico, y el otro es que el paciente siga las instrucciones dadas por el médico. De manera que un adecuado tratamiento de la gastritis no depende solo de la idoneidad del médico sino también de la disciplina del paciente.

En este orden de preguntas una persona con gastritis puede no mejorar por cualquiera de las siguientes razones:

  1. En realidad no tiene gastritis sino otra patología que explica su sintomatología.
  2. El médico no ordenó un tratamiento adecuado, orientado a erradicar la causa de la inflamación de la mucosa gástrica.
  3. El paciente no ha sido adherente al tratamiento planteado.

En otra oportunidad ampliaremos algunos de estos temas planteados.

Written by Juan Felipe Velásquez
Médico de la Universidad de Antioquia, especialista en Diagnóstico Diferencial.