Los textos de opinión en salud suelen contener palabras como «asesino», «responsables», «víctimas», «victimarios», «ladrones» y unas cuantas otras palabras que bien podrían corresponder a la series CSI, Narcos o a una novela de acción y mucha violencia.

No obstante vamos a hablar sobre algo así de dramático; de la ignorancia.

Durante las últimas semanas me he cuestionado porque descubrí que no he leído más de 5 textos de la legislación colombiana, y escasamente esos textos han sido del sector salud en el que trabajo.

En este punto me pregunto cuantos colombianos que «hablan mal» de la ley 100, nunca la han leído.

Pregunto: ¿No es un poco incoherente?

Ahora, la lectura de este tipo de documentos es importante no solo para criticar la legislación sino también para conocer mis derechos y reclamarlos en un momento determinado.

Lo cierto es que desde algunas semanas empecé a revisar legislación colombiana en salud y procuraré sacar tiempo para transmitirle a ustedes «Mis Impacientes Amados»😍😍😍 algunas conclusiones y apartes importantes.

Esto nos llevará necesariamente a debates y discusiones, pero creo que esa misma dirección irá en pro del aprendizaje de la ley, para que nunca más la EPS o cualquier funcionario del sector salud nos vuelva a ver la cara de hueva.

Se animan?

Written by Juan Felipe Velásquez
Médico de la Universidad de Antioquia, especialista en Diagnóstico Diferencial.